CONSTANTIA Coldform
CONSTANTIA Coldform
 

UNA NUEVA PERSPECTIVA DEL COLDFORM

Cuando se trata de medicamentos de alta sensibilidad, el blíster con Coldform debería ser siempre la primera opción. ¿Por qué? Porque es hora de un cambio de perspectiva en este ámbito en el que, con frecuencia, la comparación entre los materiales termoformados se reduce a una cuestión de tamaño del blíster. Pero el Coldform ofrece una barrera del 100% frente al oxígeno, el vapor de agua y la luz. Esta protección no la ofrecen los materiales termoformados.

A esto se le suma el hecho de que las propiedades barrera del Coldform no se alteran durante el proceso de formado. O dicho de otra manera: la barrera es independiente del grosor del aluminio. Sin embargo, en el caso de los materiales plásticos, este efecto de barrera protectora depende del espesor del material. Esto significa, básicamente, que una cavidad termoformada posee propiedades protectoras más deficientes que el film no conformado. Además, la lámina Coldform puede ser controlada online de forma sencilla, con una luz en la planta de producción mediante una unidad de detección que encuentre porosidades o fisuras en el material. Esto no es posible hasta la fecha con el blíster termoformado transparente. De esta forma, no se puede establecer el número de unidades no conformes que se dan tras el termoformado. Con el Coldform, esto cambia, ya que en este caso sí que es posible asegurar de forma sencilla que el Coldform siga poseyendo sus propiedades protectoras. El Coldform también va un paso por delante en materia de eficiencia, especialmente cuando la barrera al vapor de agua es muy exigente. Al final, laminados termoformados de alta barrera son tan caros, que el Coldform constituye la alternativa más económica. Si tiene más preguntas sobre las numerosas ventajas de CONSTANTIA Coldform, nuestros expertos están a su disposición. Tan solo tiene que enviar un e-mail a Wilhelm.Zuser(at)patz.cflex.com.